¿Qué es la modelación financiera y por qué deberías usarla?

Por:

Definiendo lo básico

 

La modelación financiera es la herramienta que convierte las ideas y los hechos en cifras que cuentan una historia. No es necesario que un modelo financiero sea una colección de archivos, cálculos y gráficas complejas. En realidad, basta con tener una hoja de papel y un lápiz para plasmar los resultados que deseas alcanzar.

Seguramente la has utilizado en más de una ocasión, sin embargo, es posible que no hayas reconocido que estabas aplicando este concepto.

 

modelacion financiera basica

 

La modelación financiera es el proceso mediante el cual se crea una representación matemática de una empresa, proyecto o inversión con el objetivo de analizar su desempeño financiero en diferentes situaciones.

Esta herramienta resulta invaluable para inversores, analistas financieros y gerentes de empresas, pues les permite tomar decisiones basadas en los resultados obtenidos a través de diversas simulaciones.

 

Ahora bien, ¿qué significa todo esto de “modelos”, “escenarios” y “simulaciones”?

Aunque parezcan términos muy complejos, la realidad es que no lo son; la modelación financiera toma todos los datos de tu proyecto, negocio, startup o empresa y los organiza de una forma comprensible para el fundador, CEO, inversor, analista, etc. En otras palabras, toma datos en bruto que suelen resultar abrumadores y los procesa para crear un “tablero de control” que es el lugar donde agrupamos gráficos, métricas u otra información relevante de forma clara y concisa.

 

Creando un modelo básico

 

Tomemos como ejemplo que estás considerando emprender un negocio de comercio electrónico que se dedicará a la venta de sillas. Antes de sumergirnos en la modelación financiera, es importante que tengas claros otros aspectos, como el análisis de mercado, el perfil de tus clientes, los precios de compra y venta, las cantidades, los gastos y otros datos necesarios para poner en marcha el proyecto.

Una vez que estés preparado, puedes utilizar una hoja de papel, un lápiz y una calculadora para estimar lo que esperas que suceda en el futuro. Sin embargo, en la era de la información en la que nos encontramos, te recomendaría utilizar programas como Microsoft Excel, Google Sheets o la herramienta de hoja de cálculo que prefieras.

Si no estás familiarizado con ninguna de estas herramientas, no te preocupes, no es algo que no puedas aprender fácilmente con solo unas horas de tutoriales en plataformas como YouTube.

Una vez dentro de la hoja de cálculo, puedes comenzar a ingresar los datos que has recopilado previamente para los próximos 12 meses de tu proyecto.

Como resultado, obtendrás una tabla similar a la siguiente:

 

Tabla 1: Plantilla de modelo financiero básicoplantilla modelacion financiera

 

Como puedes observar en la tabla anterior, hemos utilizado como base el número de unidades compradas y vendidas cada mes para calcular el total de ventas y compras. Esto nos ayuda a obtener la cifra mensual de ventas, el costo de esas unidades y la rentabilidad bruta (Ventas – Costo).

Además, podemos ingresar el valor de todos los gastos mensuales que están asociados al proyecto para luego calcular la rentabilidad neta (Rentabilidad bruta – Gastos totales).

En la sección inferior se encuentra el Balance, allí se incluye “Dinero en caja” e “Inventario”:

A medida que vendes, generas dinero como resultado de tus actividades comerciales y operativas, es decir, tu rentabilidad neta. Estos excedentes de dinero pueden ser considerados como “caja“, que es el lugar donde guardarás tu dinero, ya sea en una cuenta bancaria o en efectivo.

Además, dado que generalmente se adquiere más mercancía de la que se vende, el exceso quedará en “stock” o inventario. Puedes incluir el costo de estas unidades en la fila correspondiente al inventario.

 

¡Felicidades! ¡Has creado tu primer modelo financiero! Un modelo puede ser tan simple o complejo como lo necesites. En nuestro ejemplo anterior, utilizamos cifras para las ventas y compras futuras. A esto se le conoce como proyecciones. Sin embargo, un modelo financiero también puede basarse en datos históricos, en datos futuros, o en una combinación de ambos. Esto te permite combinar información del pasado con predicciones, creando así una herramienta de análisis más sólida.

 

Escenarios

 

Pero, ¿qué sucede si tenías previsto vender 100 unidades al mes y solo vendiste 50? ¿Y si el precio de cada unidad aumenta? ¿Y si logras reducir tus gastos en un 10% anualmente? ¿Y si…?

 

escenarios en modelacion financiera

 

Aquí es donde la flexibilidad de un modelo financiero se vuelve invaluable. Puedes realizar varios escenarios y analizar cómo cambian los resultados según diferentes variables. Esto te permitirá evaluar el impacto de diferentes situaciones y tomar decisiones informadas en función de los resultados obtenidos. Recuerda que el mundo empresarial está lleno de incertidumbre, y un modelo financiero te brinda la capacidad de explorar diversas posibilidades.

 

Usos de la modelación financiera

 

Finalmente, la modelación financiera se utiliza con diversos propósitos, entre ellos:

  • Planificación financiera: ayuda a las empresas a crear planes de presupuesto y proyectar sus necesidades de financiamiento a largo plazo.
  • Análisis de riesgos: ayuda a los inversores y gerentes a identificar y gestionar los riesgos financieros.
  • Valuación de empresas: ayuda a determinar el valor de una empresa al analizar sus estados financieros y otros factores relevantes.
  • Análisis de inversiones: permite a los inversores evaluar la rentabilidad potencial de una inversión a través de diferentes escenarios.

 

En conclusión, la modelación financiera es esencial para tomar decisiones informadas y estratégicas en el mundo empresarial y de inversión. Siguiendo estos consejos prácticos y utilizando las herramientas y técnicas adecuadas, puedes crear modelos financieros precisos y confiables.

¡Ahora que tienes esta información, ve y construye tu propio modelo financiero! Modifica supuestos, variables y crea nuevos escenarios para obtener una visión estratégica del futuro.

Si te fue útil este post no olvides suscribirte a mi lista de correos, donde recibirás este tipo de contenido y muchos más. Allá nos vemos.

Comparte este artículo:

LinkedIn
Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Continúa Leyendo